SEARCH
TOOLBOX
LANGUAGES
Software de fuentes abiertas en las Administración Pública Española

Software de fuentes abiertas en las Administración Pública Española

De WikiCenaticEsp




Este capítulo presenta un resumen de la evolución histórica del software de fuentes abiertas en las Administraciones Públicas españolas; un análisis, basado en datos cuantitativos, sobre la penetración actual del software de fuentes abiertas en las AA.PP. y la descripción de algunas de las iniciativas más destacadas que se están acometiendo.


Evolución y datos cuantitativos

Comienzos y evolución

Atendiendo a la evolución histórica del software de fuentes abiertas, podemos considerar a España como país pionero en Europa en su implantación en las Administraciones Públicas. En 1999 el Ministerio de Administraciones Públicas desarrolló, sobre servidores GNU/Linux, los servicios proporcionados por las Delegaciones del Gobierno. Estos servidores se encargaban del almacenamiento permanente de datos (mediante SMB), la conectividad (IP sobre RDSI o RTC), la distribución de software, el correo electrónico y el acceso a Intranet/Internet. En 2001 el Ministerio de Justicia se unió a dicha iniciativa migrando a servidores GNU/Linux las sedes judiciales de su competencia, plan que culminó hacia 2005.


A nivel autonómico, la Junta de Extremadura fue pionera en la puesta en marcha de iniciativas basadas en software de fuentes abiertas. Dichos proyectos fueron implantados, en gran medida, con su propia variante del sistema operativo GNU/Linux denominada GnuLinEx. En noviembre de 2002, la Junta de Extremadura, había migrado ya 10.000 ordenadores a GnuLinEx, fundamentalmente en centros educativos. Con el tiempo se desarrolló una variante específica, GnuLinEx Colegios, que ofrecía adaptaciones del sistema operativo para los diferentes ciclos de Primaria, especialmente diseñada para facilitar el trabajo de los educadores. GnuLinEx ha recibido varios premios que refrendan su éxito, incluyendo el Premio Europeo de la Innovación Regional, Categoría de Sociedad de la Información, otorgado por la Comisión Europea dentro del Programa Regional Europeo de Acciones Innovadoras.



La iniciativa extremeña fue seguida, más tarde, por la Junta de Andalucía que tomó GnuLinEx como referencia de base para crear su propia distribución denominada Guadalinex. El 11 de agosto de 2003 se inauguró el sitio web del proyecto presentándose públicamente. El fundamento legal de esta iniciativa fue el Decreto 72/2003 de la Junta de Andalucía, de 18 de marzo de 2003, que incluyó varias medidas de impulso para la Sociedad del Conocimiento en Andalucía. Entre ellas destacan, muy especialmente, el impulso de la adopción de software de fuentes abiertas en entornos educativos, así como la disposición para que los equipos de acceso público a Internet estén basados en software de fuentes abiertas y el hardware adquirido sea compatible con los sistemas operativos libres. Por otra parte, el proyecto Guadalinfo iniciado también en 2003, ha pretendido fomentar el acceso a la Sociedad del Conocimiento mediante la instalación de centros Guadalinfo, brindando conexión a Internet de banda ancha a las zonas más alejadas o menos favorecidas de Andalucía.


En junio de 2004 se habían creado 26 de estos centros en poblaciones de menos de 20.000 habitantes. En diciembre de 2003 se firmó un convenio para crear 636 centros de acceso público a Internet en otros tantos municipios andaluces con menos de 10.000 habitantes.



Junto a estos primeros ejemplos de adopción de software de fuentes abiertas en la Administraciones Públicas españolas tenemos otras iniciativas, menos conocidas, llevadas a cabo por diversas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos desde el año 2003. Entre las Comunidades Autónomas se pueden citar: la Comunidad de Madrid, País Vasco, Comunidad Valenciana, Navarra y Galicia. En los Ayuntamientos, muchas de las iniciativas de adopción de software de fuentes abiertas se centran en la migración de algunas de sus infraestructuras de comunicación. Entre ellas destacan, claramente, los servidores web institucionales. A modo de ejemplo, vale la pena mencionar las iniciativas llevadas a cabo por los Ayuntamientos de: A Coruña (Coruña), Altzo (Guipúzcoa), Aramio (Álava), Atarfe (Granada), Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa), Benicarló (Castellón), Bergara (Guipúzcoa), Donostia-San Sebastián (Guipúzcoa), Eibar (Guipúzcoa), Elgeta (Guipúzcoa), Eskoriatza (Guipúzcoa), Nava (Asturias), Ondarroa (Vizcaya), Orio (Guipúzcoa), Roquetas de Mar (Almería), Santa Pola (Alicante), Sant Bartomeu del Grau (Barcelona), Torrelles de Llobregat (Barcelona) y Villaviciosa (Asturias).


El primer indicio sobre propuestas de adopción de software de fuentes abiertas se encuentra en la Administración General del Estado con la presentación realizada por el Ministerio de Administraciones Públicas, sobre su propia experiencia en este campo (mencionada anteriormente), en el marco del simposio europeo IDA 2001. Posteriormente, en junio de 2005, se publicó la recomendación del Consejo Superior de Informática del Ministerio de Administraciones Públicas titulada " Propuesta de Recomendaciones a la Administración General del Estado sobre la utilización de software libre y de fuentes abiertas", que indica, específicamente, la conveniencia de utilizar formatos estándares no sujetos al pago de costes de patentes o regalías (royalties) mencionando, explícitamente, el software de fuentes abiertas como una opción a considerar en este caso.


Aunque hay pocos estudios que ofrezcan datos cuantitativos sobre la penetración del software de fuentes abiertas en el sector público, hay algunos que pueden mencionarse por ser especialmente significativos. Los primeros disponibles son del Informe Reina, del año 2001, según los cuales sólo un 3% de los equipos de las Administraciones Públicas españolas utilizaban Linux como sistema operativo en ese momento.



Unos años más tarde, según el "II Informe Andago Sobre el Uso del Open Source en las Corporaciones Españolas" (que también incluye en su estudio a las Administraciones Públicas), publicado en 2004, un 48% de las Administraciones encuestadas utilizaba software de fuentes abiertas en mayor o menor medida. Además menciona que un 95% de los responsables de Tecnologías de Información de las Administraciones Públicas, que conocían el software de fuentes abiertas y no utilizaban aún GNU/Linux en sus sistemas corporativos, mostraban su clara intención de incorporarlo en un futuro cercano. En cuanto al tipo de tecnologías de software de fuentes abiertas, que estos responsables consideraban como interesantes para su implantación, destacan los servidores de Internet, los servidores de aplicaciones y los servidores de datos, con un 80%, 67% y 65% de responsables interesados respectivamente. Les sigue, a más distancia, los servidores de terminales de usuario, con un 43%.


Como conclusión podemos afirmar que, la implantación de software de fuentes abiertas, en las Administraciones Públicas españolas, comenzó casi con el inicio del siglo XXI. Que en el año 2003, este tipo de soluciones, había despertado gran interés entre los profesionales del sector y que, hacia esa misma época, comenzaron iniciativas a gran escala, varias de ellas pioneras a nivel mundial, las cuales nos han llevado a la situación actual.



<< >>